María Estrella de la Mañana | PURIM
347
page-template-default,page,page-id-347,page-child,parent-pageid-64,ajax_leftright,page_not_loaded,boxed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

5778 PURIM 2018

Vigilia de Oración en signo de amor y unidad con Israel

 Sinagoga Santa María la Blanca de Toledo,

Sábado 3 de Marzo 2018 a las 19:30h

en torno a la fiesta de Purim.

             

 El próximo sábado 3 de marzo, a las 19:30h, la histórica ciudad de Toledo volverá a ser escenario de un acto de singular belleza en la sinagoga Santa María la Blanca. Una vigilia de oración animada por la Fraternidad María Estrella de la Mañana: La vigilia de Purim, signo de unidad y de amor gratuito hacia Israel.

Purim conmemora el milagro de los acontecimientos relatados en el libro de Esther. Se celebra el 13 de Adar (o 15 de Adar en las ciudades amuralladas), pues así lo decidieron las “Suertes” (Purim), fecha en que el Rey Asuero selló el mandato real, según la iniciativa de su ministro amalecita, Amán el Agaguita. Este mandato consistía en la ejecución y exterminación de todos los judíos diseminados en sus 127 provincias, es decir todos los judíos del mundo entero. Gracias a Dios que intervino por la extraordinaria  valentía de esta mujer, la reina Ester, la fecha funesta fue transformada en día de fiesta y alegría, pues la reina obtuvo que aquel mismo 13 de Adar se exterminara, no a los judíos, sino a todos sus enemigos.

La fiesta de Ester nos muestra la fuerza humilde y poderosa de la oración que mueve la intervención de Dios que se esconde detrás de los acontecimientos más ordinarios. Un midrash, para dar cuenta del valor de cada instante vivido con intensidad y correspondencia a este único Dios, cuenta que si Esther pudo gobernar sobre las 127 provincias del Reino Persa fue gracias a su antecesora, la matriarca Sarah que vivió el mismo número de años que el de aquellas provincias: 127. La esposa de Abraham murió con la sabiduría de los cien, la belleza de los veinte y la pureza de los siete años. Por su sabiduría y vida piadosa, supo conquistar a cada instante un corazón, cada día un pueblo entero, cada año un país por eso Esther engendró un hijo que gobernó sobre las 127 provincias del imperio Persa.

Esto es uno de los aspectos de la vocación de la Fraternidad María Estrella de la Mañana. Una asociación pública de fieles de derecho diocesano que camina hacia familia eclesial de vida. Sus miembros son consagrados, viven una vida contemplativa y ofrecen sus vidas en reparación por todas las divisiones, especialmente entre la Iglesia católica e Israel, como signo de amor y de unidad. Su fundador es el hermano Abraham de la Cruz que recibió esta vocación de ser “puente, lugar de paso” hace 40 años.

Como en otras vigilias, se cantarán poemas y oraciones en castellano y hebreo. Se leerá un pasaje de la Meguilat Esther del rollo de Esther, en un pergamino del s. XVI, en este lugar tan emblemático para los sefaradíes, los toledanos y para tantos amigos que ya asisten con frecuencia a nuestras vigilias.

Las vigilias están abiertas a todo público, especialmente para los niños, pues se trata de una fiesta muy alegre. Como siempre terminaremos esta celebración, que dura unos 45 min, con las danzas de Israel y las tradicionales oznei Amán “las orejas de Amán” que son pastas rellenas de frutos secos y especies en memoria de la derrota de quienes intentaron o siguen intentando dañar al pueblo elegido, amado y testigo de Dios.

Quienes lo deseen podrán acercarse y compartir con los hermanos de la Fraternidad. Les esperamos y deseamos que este signo de los tiempos recaiga en bendición sobre nuestro mundo.